logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

En Tesla le cotizaron USD 15.300 para un arreglo y él lo hizo por USD 700

Así cualquiera se hace millonario, Elon.

En Tesla le cotizaron USD 15.300 para un arreglo y él lo hizo por USD 700

Uno de los puntos a favor en los autos eléctricos es la simplicidad mecánica. Al haber menos partes móviles, hay menos componentes que pueden romperse, lo que supone un menor mantenimiento. Pero si tenés un accidente las cosas cambian, y un componente nuevo puede costarte casi tanto como un auto.

Esto fue lo que le pasó a un propietario de un Tesla Model 3, el vehículo más accesible de la marca estadounidense, que al circular por la ruta pisó algunos escombros que dañaron una junta en el paquete de baterías provocando un daño en una manguera y la consecuente pérdida de refrigerante. Luego del incidente, el propietario llevó el auto al service de Tesla, donde las noticias no fueron nada buenas.

¿Qué le presupuestaron en Tesla?

Según los mecánicos de la marca de Elon Musk, el auto necesitaría una batería nueva ya que “el componente roto en realidad es parte de la unidad principal”. Al haber sido un incidente provocado por el dueño estaba fuera de los alcances de la garantía, y la compañía de seguros en la tierra liberal tampoco se hizo cargo, así que para poner de vuelta el auto en funcionamiento, el dueño debería pagar USD 15.300, prácticamente la mitad de lo que sale un Tesla Model 3.

¿Qué hizo el propietario?

Fue salvado por la comunidad. A través de Youtube, contactó con la gente de Electrified Garage (conocidos por trabajar con autos eléctricos y ponerle un V8 a un Tesla Model S) quienes arreglaron su auto por apenas USD 700. Una ganga.

¿Cómo lo hicieron?

Los mecánicos particulares quitaron la junta y repararon la conexión de la manguera de refrigerante rota usando un accesorio de grifería hogareña. Debido a que el líquido refrigerante funciona a presiones muy bajas, no hace falta mucha ciencia para reparar la cuestión. Visto así hasta los USD 700 parecen caros, pero se cobró el refrigerante nuevo, horas de trabajo y la experimentada mano de obra, ya que no cualquiera sabe meter mano en un eléctrico. Igualmente, cualquiera pagaría contento esos 700 antes que 15.300, ¿no?

¿Y funciona?

Claro que sí, el problema ahora estará con Tesla, que tiene una política muy severa contra las reparaciones particulares, al punto de prohibir que los autos reparados fuera de sus talleres puedan utilizar los sistemas de carga de la empresa.

Desde un punto de vista económico y hasta ecológico, es inadmisible que la empresa dé como única solución un reemplazo de baterías cuando podría solucionarse con una reparación. Son varias las marcas que hacen este tipo de cosas, y por eso el presidente estadounidense Joe Biden firmó una orden ejecutiva hace unos días para promover la competencia en la economía, evitando que los fabricantes impongan restricciones a las reparaciones independientes.

 

Así repararon al Tesla Model 3

Ezequiel Las Heras recomienda

Contanos que opinas