Novedades

Chevrolet S10 cumple 25 años

Repasamos las generaciones y actualizaciones de la pick-up mediana por excelencia de Chevrolet en esta parte del mundo.

Chevrolet S10 cumple 25 años

Aunque parezca mentira, ya pasaron 25 años de la aparición de la Chevrolet S10 en Sudamérica. Y qué mejor manera de celebrarlo que con la llegada al millón de unidades producidas en Brasil, que tras la salida de la marca de Tailandia es el único país que la produce por fuera de Estados Unidos.  

“La S10 logró otro récord por estar siempre en constante evolución, siguiendo las nuevas necesidades del consumidor, haciendo foco en el campo. El producto se consagró por ofrecer el mejor balance entre robustez, conducción y confort con mucha fuerza y tecnología, tanto en el asfalto como fuera de él”, comentó Hermann Mahnke, director de Marketing de General Motors Sudamérica.

Lo cierto es que desde su llegada a la región, la pick-up más popular del Moño (al menos en estos lares) presentó diversas evoluciones, destinadas a mejorar tanto sus cualidades mecánicas como de diseño y confort. Vamos a repasarlas.

1995 – La S10 llega a Sudamérica

La pick-up arribó al país más grande de América del Sur luego de ser producida en Estados Unidos desde 1982, con la premisa de ofrecer un diseño aerodinámico, confort y practicidad. El modelo que presentaba una cabina simple ocultaba bajo su carrocería un motor 2.2 EFI de 106 CV, una caja manual de cinco cambios y la opción de sumarle frenos ABS en las ruedas traseras.

Un año más tarde llegaron las primeras novedades, al incorporar una versión con cabina extendida (permitió la incorporación de dos plazas traseras retráctiles) y dos opciones de impulsor: un 2.5 turbo Diésel HST de 95 CV que logró elevar la capacidad de carga a una tonelada, y un V6 Vortec, de 180 CV e inyección electrónica secuencial centralizada.

En 1997 se lanzó la cabina doble con cuatro puertas y la versión Executive, que incorporaba terminaciones más finass e ítems exclusivos, como material premium de los asientos y ajustes electrónicos en la conducción.

Para la Copa Mundial de Fútbol de 1998, Chevrolet lanzó la primera edición especial de la pick-up: la S10 Champ 98. También en aquel año los modelos incorporaron la tracción 4x4, mientras que el impulsor 2.2 sumó la inyección electrónica multipunto secuencial, que mejoró la eficiencia energética y su desempeño.

1999 – La primera gran actualización

La S10 se renovó con un nuevo frente, que sumó entradas de aire ampliadas para el refrigeramiento del motor, luces auxiliares y faros renovados, que junto a las llantas completaron un aspecto visual más imponente.

La motorización también presentó cambios, al sumar un impulsor 2.8 turbo Diésel MWM con tres válvulas por cilindro, 132 CV de potencia y 333 Nm de torque, lo que la hizo mejorar su aceleración de 0 a 100 km/h en 11 segundos, contra los 15 que demoraba la generación anterior.

En cuanto a seguridad estrenó un sistema de airbag para el conductor, equipamiento que por ese entonces solo se encontraba en los autos premium. La incorporación de la transmisión automática en todas las versiones (hasta ese momento solo la empleaba la Executive de cabina doble), nueva suspensión trasera y evolución del confort fueron algunas de las mejoras restantes.

Apenas un año demoró Chevrolet en lanzar un nuevo paquete de actualizaciones. La zona delantera ganó en robustez, al igual que las líneas del capot y de los guardabarros. En el interior, se mejoraron el tablero de instrumentos, la consola central, los acabados de las puertas y revestimientos de los asientos, mientras que sumó el airbag para el acompañante. El motor 2.2 también obtuvo mejoras, al aumentar tanto la cilindrada (2.2 a 2.4 L) como la potencia (106 a 128 CV).

En 25 años en estas tierras, la S10 presentó dos generaciones y múltiples actualizaciones

En el 2002 se lanzaron retoques en el V6 (escaló a los 196 CV) y el aire acondicionado se incorporó a las configuraciones de entrada. Un calendario más tarde la S10 contó con nuevos amortiguadores, faros, llantas, estructura de los asientos traseros en las versiones de cabina doble, gráficos del tablero y acabados. Para finales de 2004, la marca cambió el nombre de casi todas las versiones: la de entrada pasó a ser la Advantage, la intermedia Colina y la de lujo Tornado. La Executive fue la única que no se modificó.

Una nueva serie de variantes se incorporaron en 2006. Adelante ganó tamaño la parrilla y sumó aletas en forma de cruz. A los costados se agregaron molduras alrededor de los guardabarros, mientras que atrás, en la tapa del área de carga, hizo su aparición la leyenda “CHEVROLET”. Llegó el 2007 y con él la aparición del biocombustible, que en Brasil ya sumaba varios adeptos. Esto hizo que se proveyera al modelo de un nuevo impulsor, el FlexPower de 2.4 L y que erogaba hasta 147 CV. Resultó ser un éxito, al lograr en 2008 batir récord de ventas en Brasil.

En 2009 continuaron las actualizaciones. En su exterior volvió a contar con una parrilla nueva, entrada de aire sobre el capot, detalles negros en el paragolpes delantero y en la tapa del área de carga, luces negras y estribos. Adentro sumó patrones inéditos en los asientos y el color azul en el fondo del tablero de instrumentos. Como no podía ser de otra manera, sumó el nuevo moño dorado, que desde aquel año fue la insignia global de Chevrolet. Al año salió la S10 Rodeo, que agregó GPS y sensor de estacionamiento.

2012 – La segunda generación

Luego de más de quince años en el mercado, la S10 recibió el tan esperado cambio generacional en el que ganó en tamaño (llegó a los 5.350 mm de largo), lo que no solo ayudó a hacer más espacioso el habitáculo, pero también el área de carga, y la capacidad se amplió a 1.3 toneladas. Además, cambió completamente su diseño.

La flamante S10 también estrenó mecánica: un motor 2.8 turbo Diésel CTDi con doble comando de válvulas y un turbo de geometría variable, y una transmisión manual de cinco relaciones o automática de seis. Para más detalles, repasá lo que fue nuestro test.

Al año se mejoró la potencia del impulsor turbo Diésel, que pasó de 180 a 200 CV y de 469 a 500 Nm de torque. Además, se amplió el abanico de accesorios de equipamiento, que estaba compuesto por el aire acondicionado digital, el control electrónico de estabilidad y tracción, y el sistema multimedia MyLink, con GPS integrado y cámara trasera.

En 2014 hizo su aparición en Brasil el motor 2.5 Ecotec Flex, que resultó ser el más moderno y potente del segmento, junto a una novedosa transmisión manual de seis cambios. También se retocó la suspensión, para mejorar la rigidez y dirección.

En conmemoración del 20º aniversario de la llegada de la pick-up a Sudamérica, Chevrolet lanzó en 2015 la High Country, versión tope de gama que incluyó faros cromados oscuros, estribos laterales, llantas de 18 pulgadas en aleación, jaula de seguridad incorporada a la carrocería y una novedosa lona que cubría el área de carga. ¿Cómo andaba? Acá te lo mostramos.

2016 – El último gran cambio

Este mes se van a cumplir cuatro años del lanzamiento de la última gran actualización de la S10. En aquella ocasión se presentó un vehículo con nuevas las líneas frontales (pasaron a ser más refinadas) y tecnología, al incorporar la alerta de colisión y de salida involuntaria de carril, faros LED, activación del control del motor por control remoto, OnStar y el sistema multimedia con Android Auto y Apple Car Play.

La marca aplicó mejoras para el uso urbano de la pick-up, al disminuirle el peso y agregarle dirección eléctrica y una nueva suspensión, entre otros detalles. El resultado lo podés ver en la prueba que hicimos aquel tiempo.

En el 2017, Chevrolet incorporó tres novedades: en abril la versión Flex para brasil sumó caja automática; en agosto la turbo Diésel, que tuvo como fin incorporar el sistema CPA (Centrifugal Pendulum Absorber), el cual ayudó a disminuir los ruidos mecánicos y a que la camioneta sea hasta un 13% más económica; y en noviembre la 100 Years, edición limitada orientada a celebrar el centésimo aniversario de la aparición de la primera pick-up de la marca.

Para 2018 hizo su aparición la versión Midnight, que resultó ser una S10 totalmente negra. Más acá en el tiempo, en 2019, Chevrolet sumó el control electrónico de estabilidad (ESP) y de tracción a las versiones de entrada, a la vez que la High Country incorporó airbags laterales y tipo cortina.

Ya en 2020, se lanzó en nuestro país la S10 LT, cuya principal novedad fue su transmisión automática y la tracción 4x4. Es impulsada por un motor turbo Diésel de 200 CV y 500 Nm de torque, que trabaja junto a una caja de seis cambios.

De cara al corto plazo, hace menos de un mes te contamos que Chevrolet está cerca de lanzar una nueva actualización de la S10, que posiblemente llegará al país en 2021.

Test Chevrolet S10 2021

Chevrolet S10 2016

Chevrolet S10 con CPA

Juan Manuel Cardozo recomienda

Contanos que opinas