Tips y Consejos

Dacia: la marca que transformó a Renault

Relanzada hace 15 años en Europa, aportó toda la nueva gama de productos del rombo en zonas del planeta como la nuestra.

Dacia: la marca que transformó a Renault

En los comentarios de nuestras notas y videos hay una crítica que se suele dar en cada lanzamiento o test de un Renault en Argentina: ese no es un Renault, es un Dacia. En parte cierto, en parte no –ya veremos más adelante- lo que podemos decir es que el relanzamiento de la marca rumana por parte del rombo cambió la fisonomía de la marca en muchos mercados del mundo, inclusive el nuestro.

De Rumania con bajo costo

La marca Dacia existe desde 1966, pero desde 1998 es propiedad de Renault; sin embargo, 2005 fue el año de su reboot o reinicio con el lanzamiento del Logan. La idea era crear un producto lo más práctico y cómodo con el menor costo posible.

La idea era crear un producto lo más práctico y cómodo con el menor costo posible

Utilizando recursos como que las ventanillas delanteras y las traseras fueran iguales, un doblado de superficies más similar al de los 90s e incluso la clásica cerradura de metal en las puertas, se logró un sedán cuyos precios iniciaban en €5.900.

Inicialmente pensado para Europa Oriental, Dacia empezó a tener comparadores en el lado occidental del Viejo Continente donde los autos suelen ser más caros ya que ofrecen mayor calidad y refinamiento.

Dasiembarco en Mercosur

En los 90s Renault era la fuerza dominante en Argentina, con una cartera de productos lanzados casi al unísono con Europa, pero el deterioro de la situación económica en la región fue postergando sus inversiones locales. Así entro en una espiral viciosa, por pocas ventas retrasaban la llegada de nuevos productos, y sin nuevos productos las ventas no podían crecer, etc.

La solución llegó de la mano de Dacia con productos prácticos y accesibles. Al Logan le siguió el Sandero, el Sandero tuvo su variante Stepway, y finalmente la marca tuvo su anti Ecosport con la Duster. Inclusive la Captur, que es un modelo de la gama “Renault original”, acá está basada en la misma plataforma B0. El último integrante de la camada el Kangoo, también es un Dacia.

Por qué si, por qué no

Volviendo a la crítica del inicio, mi respuesta suele ser que Renault tiene una gama de plataformas y productos a los cuales aplica distintas marcas según el mercado. Así como VW hace modelos específicos para mercados como India, los productos Dacia son para países en vías de desarrollo, y el nuestro -queramos o no- pertenece a ese grupo.

Si ya me odiás, te aclaro que no soy fanático de esta gama Renault - Dacia.

Vamos por partes, en el lado positivo está que son productos sólidos, amplios y prácticos con un precio muy competitivo dentro de sus segmentos. En el lado negativo está que -salvo el Sandero RS- no son interesantes de manejar, les falta de refinamiento de marcha, la insonorización debería ser mejor y pese a las mejoras, el tema seguridad sigue dejando espacio para la mejora.

¿Cuántos de los que piden el nuevo Clio estarían dispuestos a pagar lo que saldría en Argentina?

Hay algo que tengo claro, no todos valoramos lo mismo en un auto y estoy seguro que muchos usuarios son muy felices con sus autos, más allá de mi opinión. Tampoco le pido a un hatchback chico y de precio competitivo que se comporte como un Premium

Finalmente, está claro que también prefería tener el nuevo Renault Clio en lugar del Sandero, pero ¿Cuánto valdría? ¿Cuántos de los que piden el nuevo Clio podrían pagarlo o estarían dispuestos a pagar lo que saldría en Argentina, ya sea importado o hecho en la región?

Editorial y compromiso personal

Creo que la respuesta está en la política de Toyota con el Etios: antes de mejorarle la estética, mejoró el producto. Y esto corre para cualquier marca. El modelo nipón sigue sin entregar placer conductivo, pero desde su lanzamiento aumentó la potencia, incluyó caja de 6º, sumó insonorización, cambió el instrumental por uno digital, sumó ESP en toda la gama y finalmente tuvo un retoque de diseño.

Toyota con el Etios, antes de mejorarle la estética, mejoró el producto

Obviamente que cada marca tiene su estrategia y por más que creamos que se equivocan, sus decisiones se basan en estudios de mercado (aunque no siempre aciertan, claro). Personalmente no me molesta tanto manejar un auto feo (desde adentro no lo veo) siempre y cuando no sea ruidoso, tenga algo de gracia en el trabajo de sus suspensiones y sea seguro. Es como un departamento, prefiero que los cimientos sean buenos, que las ventanas cierren bien y que no tenga filtraciones a que venga con sillones de cuero, aire central y TV de 60 pulgadas.

Repito, no pido peras al olmo, no le voy a exigir lo mismo a un vehículo de bajo costo que a uno mucho más caro, pero si comparo dos productos de valores similares, voy a destacar al que es mejor como auto. Vos podés ver el interior, el baúl o el equipamiento, pero no siempre un usuario común puede manejar todos los modelos antes de elegir uno.

Nuestro compromiso en los Test, ya sean por escrito como en nuestro Canal de Youtube, es darte un relevamiento lo más completo posible para que vos elijas al que te gusta más.

 

Hernando Calaza recomienda