Novedades

Hyundai Sonata, la frescura de los detalles

Un facelift que le queda bien al sedán coreano.

Hyundai Sonata, la frescura de los detalles

El Hyundai Sonata que se presentó en 2015 marcó la pauta dentro de la marca coreana, apostando cada vez más a formas más “líquidas” y menos rígidas, pero definidas. El Sonata es sobrio, con un diseño aerodinámico, pero que dejaba algunas dudas en algunos aspectos.

Todas estas dudas hicieron eco en Seúl y el renovado Sonata parece barrer todo ese manto de sospechas que había previamente.  El frente ahora es mucho más agresivo y deportivo, con la clásica parrilla trapezoidal de Hyundai, pero que llega justo sobre el spoiler, en conjunto con una malla con diseño de rombos, mucho más atractiva que las bandas horizontales anteriores. El capot ahora cuenta con dos surcos más que enfatizan la sensación de aerodinámica.

También, se rediseñaron los componentes ópticos y la parte trasera sufrió cambios más contundentes, con la posición de la patente emplazada hacia el parachoques, logrando así un baúl de superficie limpia y minimalista. Los focos traseros también son de nuevo diseño y toman bastante del Elantra. El resultado final es un auto elegante y deportivo que sabe explotar el uso de tecnología LED y las llantas de 17'' o 18'' según la versión, de nuevo diseño.

El habitáculo es superior en muchos aspectos. Para empezar Hyundai ejecuta con maestría el rediseño de sus módulos de audio y climatización, sin perder su forma original, pero jugando con superficies más limpias y una especie de fileteado en metal. Las ventilaciones ahora son de mayor tamaño, llenando por completo las secciones donde se ubican. El diseño del volante y los apliques en cuero y madera son nuevos, al igual que el sistema multimedia, con una pantalla más grande de 7'' o de 8'', además del obvio soporte para Android Auto y Apple CarPlay, cargador inalámbrico y Bluetooth, entre otras cosas.

Sobre motores, en Corea del Sur habrá cuatro opciones, un Diésel VGT 1.7 turbo con 139 CV, el 1.6 Turbo GDi con 177 CV, el 2.0L que genera 160 caballos, y, en el tope de gama 2.0L Turbo con 241 CV.

También se incorporan en el campo de la seguridad una alerta de trafico cruzado y punto ciego, focos que siguen la dirección del auto, alerta de cambio de carril y ajuste automático de luces altas en ruta, haciendo un vehículo mucho más preparado para ser manejado en las calles.

 

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas