Autos clásicos

El Citroën Mehari cumple 45 años de imaginación al poder

Al mismo tiempo que estallaba el Mayo Francés, nacía este símbolo de libertad sobre ruedas.

El Citroën Mehari cumple 45 años de imaginación al poder

Asociado con nuestra revolución local, el mes de mayo de 1968 está ligado con la explosión francesa y su proclama “La imaginación al poder”. Citroën, una marca acostumbrada a los cambios, presentaba el 16 de ese mes el Mehari, un verdadero antecesor de los crossover modernos cruzando propiedades de utilitario con recreacionales. El modelo también fue producido en Argentina y se convirtió en un símbolo y un verdadero fenómeno en la historia automotriz.

El Diane 6 Mehari, como se llamó originalmente, fue presentado en el golf de Deauville, donde diversas unidades estaban rodeadas por 20 modelos vestidas como paisanas, bomberas, aventureras y nadadoras, en combinación con el color de la carrocería de los vehículos, demostraba su polivalencia de uso.

El nombre Mehari no fue escogido al azar, ya que es la denominación para un dromedario en África del Norte destacado por ser corredor, resistente, empleado como animal de carga y para andar. Así, el cuadrado modelito era simple y ligero, podía cargar desde elementos de trabajo hasta una tabla de surf y se podía lavar con una manguera, todas características que hoy vemos solo en los concepts de espíritu recreacional.

Creado por Roland de La Poype, el Citroën Mehari innovó con su carrocería de plástico ABS (Acrilonitrilo Butadieno Estireno) y que solo en la versión argentina fue de Fibra de Vidrio para abaratar costos. La segunda gran particularidad del Mehari, fue que se trataba prácticamente de un roadster al cual se le podía retirar toda la estructura superior a la cintura, e inclusive plegar el parabrisas sobre el capot.

Aún contando con poca potencia, su altura, ligereza y resistencia de la carrocería le permitían circular por terrenos inhóspitos, algo que fue potenciado con la versión 4x4 de 1979, con capacidad para franquear pendientes de hasta 60º. Inclusive, el modelo participó en los míticos raids Liège – Dakar – Liège de 1969; París – Kaboul – París de 1970; Paris – Persépolis – Paris de 1971, y funcionó en la asistencia médica del Dakar en 1980. Y además supo ser estrella del celuloide en películas como “Le gendarme de Saint Tropez” de 1964.

Producido entre 1968 y 1987 con cerca de 150 000 ejemplares, el Citroën Mehari tuvo muchas versiones especiales alrededor del mundo. Aquí llegó en 1971 y se produjo hasta 1987. Durante ese período y mucho más supimos hacerle diferentes mejoras en la carrocería, agregarle cúpulas rígidas, e inclusive ha habido mutaciones grandes con motores poderosos, pero siempre conservando su peculiar, simple y aventurera carrocería.

Sin dudas por todo esto el Mehari se convirtió en símbolo de libertad, migrando a nuestras ciudades costeras donde el salitre casi no lo afecta y se disfruta andando con la cabina abierta.

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas